:93-512-8602 URGENCIAS:+34 67-461-6217  info@dentistajh.com

El tratamiento de endodoncia, tratamientos de conductos, o “matar nervios” (término inapropiado pero que muchos utilizan) implican el tratamiento de las lesiones de la pulpa dental, o “nervio del diente”. La pulpa dental está situada en el interior del conducto de la raíz, contiene nervios y vasos sanguíneos que ayudan al diente en su desarrollo.

La causa más frecuente de daño o enfermedad de la pulpa dental son: caries dental, obturaciones grandes y/o profundas subsiguientes, restauraciones con filtraciones (obturaciones, carillas, coronas o puentes defectuosos), traumatismos (golpes en los dientes), fracturas en los dientes o enfermedades de las encías. Básicamente lo que ocurre es que la pulpa es infectada por bacterias que proceden de la caries dental, obturaciones con filtraciones por debajo o grietas, que llevan a la desvitalización de la pulpa. La “muerte” de ese nervio puede llevar a un relleno del conducto por pus. Si se deja sin tratar, la infección puede instalarse en el extremo de la raíz, formando un absceso. En un caso agudo, esto puede provocar dolor agudo e hinchazón, que puede llevar a la destrucción del hueso de soporte del diente. Sin embargo, el proceso puede también producirse de forma lenta en el tiempo, de modo que los pacientes pueden ignorar el problema hasta que se descubre en una radiografía. No es raro que se forme en estos casos un absceso crónico que destruye sin sintomatología el hueso a nivel del extremo de la raíz del diente y que puede incluso reabsorber o “comerse” la raíz del diente o crear un quiste en la zona.

Un implante dental es esencialmente una “raíz” artificial hecha generalmente de titanio, que se coloca en el hueso de los maxilares para soportar uno o varios dientes artificiales en forma de corona (para un solo diente) o puente (varios dientes y/o implantes).

Con los implantes dentales puede restaurarse desde un diente aislado o varios dientes, hasta llegar a una dentición completa, proporcionando una restauración altamente predecible que preservará y fortalecerá el hueso, y que tendrá aspecto y sensación completamente naturales.

Los implantes se han convertido en el tratamiento ideal para muchos pacientes, ya que presentan muchas ventajas respecto a otros tratamientos tales como evitar tener que desgastar piezas naturales para sostener la prótesis, evitan enseñar ganchos metálicos poco estéticos y en algunos casos evitan tener que poner y quitar la prótesis, lo que genera mayor comodidad para el paciente.

La odontología conservadora y restauradora nos permite prevenir, detener y curar la caries dental en todas sus fases desde la menor a la mayor destrucción de tejido dentario. La caries dental puede afectar levemente a la estructura dentaria, destruyendo únicamente el esmalte o progresar a estadios más graves, invadiendo tejidos más profundos como son la dentina o la pulpa dental.

El tratamiento de la caries dental se basa en la eliminación del tejido infectado y la posterior reconstrucción del tejido perdido por materiales biocompatibles, en este caso resinas compuestas. Es lo que antes popularmente conocíamos como los empastes dentales y lo que actualmente llamamos obturaciones dentales.

La estética dental es la disciplina de la Odontología que se encarga de tratar todas aquellas alteraciones, dismorfias y patologías de la morfología bucodental para lograr un canon de belleza que se ajuste al ideal social de hoy en día. Prácticas como el blanqueamiento dental o las carillas tienen como objetivo mejorar la estética dental.

La estética dental es un punto donde la ciencia y el arte se combinan en un tratamiento dental. Más que una disciplina específica o un tipo de tratamiento, enlaza todas las disciplinas de tratamiento dental con el ánimo de crear los mejores resultados para el paciente, desde una perspectiva estética, funcional y biológica.

Actualmente, tener una buena sonrisa es sinónimo de salud y bienestar social. Cada vez son más los pacientes que se preocupan por tener no sólo una boca sana, sino también una bonita sonrisa gracias a tratamientos de blanqueamiento dental.

La periodoncia es la especialidad de la Odontología que estudia la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades o anomalías que afectan a los tejidos que soportan los dientes. Las principales enfermedades periodontales son la Gingivitis y la Periodontitis.

La enfermedad periodontal se manifiesta como una gingivitis (inflamación y sangrado de la encía sin afectar el hueso) o periodontitis, donde ocurre la destrucción del hueso que soporta el diente. Si no es tratado a tiempo puede ocasionar la pérdida de los dientes. Un tratamiento periodontal consiste desde la corrección de la técnica de higiene para el control de la placa bacteriana, hasta la eliminación de los factores desencadenantes de la misma (cálculos dentarios o sarro y bolsas periodontales).

La cirugía oral es la especialidad más antigua de la odontología. Se dedica al diagnóstico y tratamiento de las enfermedades, traumatismos, defectos de las piezas dentarias, de los maxilares y de los tejidos blandos adyacentes que requieran intervención quirúrgica (extracción de molares del juicio, extracciones dentales complejas, cirugía preprotesica y cirugía de frenillos).

La prostodoncia es la rama de la odontología que se encarga del restablecimiento y mantenimiento de la función masticatoria, la comodidad, la estética y la salud del paciente mediante la restauración de los dientes naturales y/o la sustitución de piezas dentarias.

En la sociedad moderna, el deterioro de la salud bucodental y la pérdida de dientes a menudo se deben a las caries y la enfermedad periodontal. Otras causas incluyen el cáncer bucal, traumatismos y trastornos del movimiento del aparato masticatorio como el bruxismo. Como resultado, el paciente puede sufrir problemas estéticos, alteración de la función masticatoria, malestar psicológico y deterioro de la calidad de vida.

En la boca hay un complejo sistema músculo-articular, que tiene relación con la oclusión (manera de encajar dientes superiores con inferiores), el bruxismo es el hábito de apretar o rechinar los dientes, que puede tener lugar durante todo el día, pero sobre todo por la noche y que se asocia con la ansiedad.

Las causas más frecuentes de esta enfermedad son las alteraciones en la oclusión dental, los traumatismos craneo-faciales, las alteraciones psicológicas (ansiedad, estrés o depresión) que se manifiestan durante años hasta que pasan a una fase sintomatica, donde produce dolor.

Dicha fase sintomática puede dar lugar a múltiples problemas como dificultades en la apertura bucal, dolor a la masticación, desgaste dental, dolores musculares (que pueden irradiarse y producir dolores de cabeza y afectación cervical) y desgaste o inflamaciones de la articulación (artritis y/o artrosis), entre otras.

El tratamiento mas frecuente suele ser la colocación de férulas de descarga que no solo protegen los dientes del desgaste, sino que también protegen la articulación y descargan la musculatura, teniendo en cuenta que no cualquier férula sirve sino que ésta debe ser individualizada y adaptada a su patología.

La Ortodoncia es una rama de la Odontología, que se especializa en el diagnóstico, prevención y tratamiento de las mal oclusiones. Persigue la perfecta colocación de los dientes, con sus beneficios estéticos y de salud, así como la normal coordinación de los maxilares, consiguiendo una armonía facial. Los dientes sanos y bien alineados son mas fáciles de limpiar y por lo tanto de mantener mayor tiempo en boca libre de caries.

La odontopediatría es la rama de la odontología encargada de tratar los dientes de los niños, desde el nacimiento a los 6 años cuidando sus dientes temporales, y hasta los 12 años cuando finaliza la dentición mixta y se inicia la definitiva.

Los odontopediatras se encargan de detectar precozmente las anomalías de la posición de los maxilares para remitir el paciente al ortodoncista y cirujano maxilofacial y así, poder modificar o frenar el crecimiento de estos huesos. Asimismo detecta los malos hábitos con el fin de reeducarlos, realiza un tratamiento restaurador en caso de caries dental o sellador para prevenir futura patología e informa sobre procedimientos de higiene oral para conseguir un crecimiento sano de la cavidad bucal.

CatalanSpanishEnglish